Metrocuentos VI

martes, enero 10, 2006

Debo decir que estos últimos días, el metro no se ha portado tan mal conmigo y nada gracioso a pasado en sus vagones (o al menos que yo este presente), asi que, en vista de la falta de "experiencias nuevas", voy a dedicar un momento para contarles una muy vieja, pero que en su momento nos hizo reir a montones...

Mi hermana y yo estudiamos en la UNEXPO, por alla en La Yaguara, asi que debiamos atravesar la transferencia a la linea 2.

Una mañana, veniamos las dos caminando por el pasillo de la transferencia, y delante de nosotras venia una "dama" de anchos hombros y pies enormes, ataviada con una falda blanca y una camiseta marrón, bastante despeinada.

Debido a su apariencia y su forma de caminar, mi hermana y yo discutiamos si era un "el" o una "ella". Toda duda quedo aclarada, cuando alguien (con o sin culpa) la tropezó y la "delicada" dama dijo en voz alta, y bastante masculina:

"Que te pasa mama#@!&vo"

La cara de sorpresa de toda la gente que caminaba por alli fue de pelicula, y mi hermana y yo tratabamos de no vernos a la cara para no morirnos de la risa, y provocar de nuevo la furia de la "dama" y que utilizara alguna de las palabrotas, que de seguro conformaban su vocabulario, contra nosotras.

La "damisela" termino de cruzar el pasillo, ante los comentarios y las miradas atónitas del resto de los usuarios, sin decir más nada.

Tal vez la gente no lo encuentre tan gracioso ahora, pero en aquel momento y aun en esta epoca, bastantes años despues, este recuerdo suele hacernos reir una barbaridad.

PD: De ninguna manera nos reimos de esta persona en si, más bien de la situación...

6 comentarios:

Dímelo dijo...

jajaja pasa a menudo...en estos días vimos una pareja abrazada y al mejor estilo de abuelita chocha pensé: "Dios mío, qué tiempos estos! Uno no sabe si es una pareja heterosexual, mujeres gays u hombres gays !" Como bien dices lo gracioso no son las personas en sí sino las situaciones.

Anónimo dijo...

Además lo que lo hace más cómico para tí, es la "complicidad" con tu hermana, esas cosas suelen ser divertidas recordarlas...

saludos

zzgerardo dijo...

Que original la señora.

alex@ dijo...

Jajajajaja, efectivamente que la complicidad con mi hermana hace toda la cosa más comica, hoy nos volvimos a reir cuando nos acordamos del asunto....

Saludos a todos, y bienvenidos adriana y zzgerardo.

El Zord dijo...

Jajaja a mí me pasó lo mismo una vez. Había una "señora" y todo el mundo se le quedaba mirando, hasta que habló con la persona que tenía a su lado y se le notó una gravedad sospechosa en su voz jejeje.

alex@ dijo...

Saludos Zord, ciertamente que estan en todas partes y pueden llegar a confundirlo a uno, porque se operan, se ponen pantalones a la cadera, se ponen aretes, anillos, pulseras y se arreglan el cabello como damas...

Asi que la mejor forma de reconocerlos sigue siendo la voz, aunque algunos la simulan muy bien...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...