No diga SI, cuando quiere decir NO

miércoles, junio 22, 2005

En mayo del año pasado, compre un lindo vestido negro en Zara, para ir a la Graduación de Lic. en Comunicacin Social de mi prima. Pecando de falta de humildad, el vestido me queda muy bien, y lo acompañe con unas sandalias negras espectaculares.

En diciembre del año pasado, una amiga me dijo que tenia un matrimonio, y que su prima no tenia que ponerse. Como conozco a su prima, y se lo que es ser invitada una fiesta y no tener que ponerse (me ha costado miles de bolivares en alquiler de trajes de fiesta), ofrecí amablemente mi vestido a juego con sus sandalias. Muy agradecida aceptó el ofreciemiento, y efectivamente fue a buscar las cosas para mi casa a principios de diciembre. No se como fue el lio, pero aparentemente no uso el vestido. Pero igual me lo devolvió a finales de mes.

En marzo de este año, la prima de mi amiga, volvió a tener una fiesta, y me volvieron a llamar para pedirme el vestido de nuevo. La verdad es que ya no me hacia mucha gracia el asunto, quizas un poco de egoismo con un poco de molestia por el abuso, pero igual dije que "si, que no habia ningún problema, que cuando lo pasaban buscando". Asi que mi vestido volvía a ir a una fiesta sin su dueña. Esta vez la devolución del vestido se llevo algo más de tiempo, y las sandalias aun mucho más tiempo, ya que no fueron devueltas el mismo día, por problemas de coordinación.

A principios de Junio la situación se presentó de nuevo, un bautizo y nada que ponerse. Así que cual Batman recibí una llamada por el telefono rojo del "comisionado" para preguntarme si podía prestar mi vestido de nuevo. Que podía decir si me llamó el día anterior a la fiesta?, yo no tengo tan mal corazón para decir que no. Esta vez las sandalias no fueron para la fiesta, porque estaban en casa de mi mamá. Aun a estas alturas no tengo noticias de mi vestido.

La verdad es que no me caracterizo por ser una persona egoista, pero la verdad es que no puedo convertirme en el "Atelier 8 lunas" de su prima, es decir, no puedo ser su solución. No puede ser que cada vez que tenga una fiesta, va a sonar mi teléfono para solicitarme el vestido sin derecho a pataleo.

Lo cierto es que me he puesto el vestido solo una vez, para la fiesta antes mencionada, pero al final ha ido para 3 fiestas, y 3 veces para la tintoreria, cuando me toque ponermelo la proxima vez espero que no parezca que tiene 20 años de uso.

En fin, decidí no atender más el teléfono del "comisionado", veremos que pasa...

2 comentarios:

roxi dijo...

Que Tonta!!! si fuera tu hermana o tu prima esta ok, pero la amiga de la amiga. Entonces alquilalo si tu lindo vestido no te importa. Recuerda "El que no cuida lo que tiene a pedir se queda..."
Será que ella no cuidó el suyo?

Anónimo dijo...

amiga pues fue de buen corazon aber prestado por primera ves tu vestido por tu manera de ayudar y por que sabes que se sinte no tener pero la segunda y la tercera ves no me gusto mucho y mucho menos cuando a alguien no le importa mucho devolverlo en buen estado y a tiempo. att mash

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...