Cuando la vocación no es suficiente

jueves, junio 02, 2005

Cuando estaba en el liceo, y me toco decidir que hacer con mi vida (en realidad la desición era muy sencilla, porque el amplio espectro solo se limitaba a decidir: que estudiar?, ya que esa era la única opción válida en mi casa), me sentía feliz, porque no estaba confundida, el arte ya habia tocado a mi puerta algunos años antes, y esa desición estaba tomada desde hacia mucho: estudiaria Arquitectura, muy a pesar de mi papá.

Por una serie de eventos desafortunados, no pude llevar a termino mis sueños de estudiar en la Facultad de Arquitectura de la UCV.

Fué en este momento donde me invadió la confusión y el terror, no sabia que hacer, esperar un año por el cupo?, no esa no era una opción, al menos no en mi casa, estudiar en la José María Vargas?, no tampoco era una opción, tenia que ser en la UCV.

Asi que deprimida me toco escuchar el siguiente discurso de boca de mi padre:
"Fabiola, no puedes pasar un año de vaga esperando por un cupo en la Facultad, yo se que la José María Vargas también hay arquitectura, pero si vas a estudiar esa mierda, pues tiene que ser en la mejor escuela, asi que es mejor que estudies en el Luis Caballero un año, y luego pides cambio".

Un poco confundida y con la firme convicción de que al año estaría estudiando Arquitectura, acepte la propuesta de estudiar Ingeniería de Sistemas en la UNEXPO.

Después de que mi vida tomara este rumbo, escuche comentarios positivos acerca de mi "acertada" desición: Esa es la carrera del futuro, ahi es donde estan los reales, esa es la gente que tiene plata en este país. Durante mi carrera escuche los comentarios anteriores muchas veces en los pasillos o de boca de profesores que me dieron clases.

En fin, después de estudiar muchisimo y bastante entusiasmada por la "abundancia" de dinero que me esperaba, terminé mi carrera y actualmente ostento el título de Ingeniero de Sistemas de la República Bolivariana de Venezuela (si, de la República Bolivariana, me gradué en el año 2000, cuando el "mesmo" ya le habia cambiado el nombre a nuestra linda Venezuela).

Lo cierto es que aun espero la "abundancia", porque ganar 648.388,31 + Cestatickets, esta muy lejos de ser abundancia...

Asi que me siento engañada, si alguien puede recomendarme algun buen abogado que me ayude a entablar una demanda contra mi papá, las amistades de mis padres, por utilizar falsos argumentos para converncerme de estudiar Ingeniería, estaría profundamente agradecida.

(Esto es pura jodedera, la verdad es que estoy muy agradecida por la forma en la que mis padres me criaron, porque por ellos soy lo que soy hoy en día)

1 comentarios:

Joe Cool dijo...

Floja!
Materialista!
Consumista!
etc's...

Te sigo queriendo, Jajaja.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...