Pero por Dios...

viernes, junio 16, 2006

Ayer en la tarde iba en una camionetica para el Centro Comercial el Recreo, y justo cuando pensaba que era imposible ir más incomoda, ya que mis largas piernas apenas cabian en el asiento, se monta una Sra. con el trasero enorme y se me sienta al lado.

Asi que ahi voy, contra la ventana, con mi enorme cartera y mi enorme bolsa, asandome porque llevo el sweater puesto y la falta de espacio no me permite quitarmelo, pensando que no me queda de otra que calarmela, porque el resto de los asientos también estan ocupados...

Después de algunas cuadras, empiezan a vaciarse algunos puestos más adelante, pero mi "acompañante" parece tener su trasero atornillado al asiento porque no se mueve.

Pienso en cambiarme de puesto yo, pero tengo muchos peroles encima, ya casi llego a mi destino y no pierdo la fe de que la Sra. de trasero enorme desatornille su trasero y se cambie de puesto o simplemente se baje de la unidad.

Las cuadras siguen pasando, finalmente diviso mi parada, y le pido "amablemente" a la Sra. que me de un permiso, y que hace la Sra?, pues se voltea solo un poco, dejando su trasero pegado al asiento, asi que como pude salí por el pequeño espacio, cargando con mis corotos, tratando de no pegarle a nadie...

En fin, ya dentro del centro comercial, menos acalorada, pero igual molesta, me arrepenti de no haberle dado con la bolsa por la cabeza a la Sra, aunque fuese con una esquinita...

3 comentarios:

k@rol dijo...

Saludos,
Es la primera vez que comento en tu blog pero siempre lo leo...yo que tu, como mínimo la hubiese pisado o le hubiese restregado mi trasero en su cara (bueno esto último no estoy segura que lo haría). Lo cierto es que de alguna manera tienen que aprender!!!!

Bruz dijo...

Bloggeandito pase por aqui.
jejejejejeje. Que arrecho es ver un poco de Venezolanidad.
Más que cosa con las camioneticas, jejejeje. Diablos, el sistema rudimentario de transporyte público, a medio camino de Botswana. Y como erstan las cosas, de repente hasta Ruanda se desarrolla más rápido que Venezuela.

Acerina dijo...

¡Chama, que voluntad!

¿Por qué habrá tanta gente desconsiderada por ahí suelta???

Yo si le dije una vez a una señora "voluminosa": "Disculpe, señora, se puede parar un momentico? Como se dará cuenta por ahí no pasó" ...la señora se levantó, por supuesto de mala gana, pero se levantó :p

Salu2

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...